Antes de iniciar cualquier proyecto es fundamental determinar cómo hacerlo viable a fin de garantizar su éxito y evitar conflictos y dilaciones futuras. Primero que nada es necesario determinar su realidad registral, catastral y judicial, así como las posibles afectaciones del inmueble objeto del mismo, informaciones que estarán a la base de la definición de las estrategias de desarrollo de proyectos y negociaciones sobre éste.

Por otra parte, las leyes y reglamentos de la Jurisdicción Inmobiliaria y las normativas relacionadas definen requisitos puntuales que deben ser tomados en cuento a la hora de diseñar cualquier proyecto inmobiliario a fines de aprobación. El ignorarlas puede tener consecuencias complejas que pueden acarrear su no aceptación y atrasos innecesarios, que impactan negativamente la ejecución de un proyecto.

'